miércoles, noviembre 05, 2008

frecuencia volta

por el blog,
la culpa fué del blog.
domingo 22: 00 llega mensaje, que si puedo estar a tal hora en el lugar.
orales!!! que me dicen.
llego casi, casi puntual y está esperándome mi amiga con la chica gringa que conoció por medio de esta vaina, del blog.
ticket en mano, me doy cuenta de que es en mega bakana ubicación.
más agradecida no puedo estar.
mientras el gordito ritalin vocalista de los chiefs atraviesa la cancha y se toma una bebida en la bar, así como las fiestas de cofradías tipo lamda lamda, llega doña pau con un puñado de credenciales.
como una coronación de miss universo, nos tapamos la boca llenas de emoción, que tanto ya sí, chillamos cual groupies, saltamos y estamos en llamas. El poder al cuello.
debemos esperar a que toque el marido de chica made usa, para poder ir a saludarlos. ese es el trato.
trato que no me apetece ni me vuelve loca, porque su marido es bajista de una banda, que a mí, me resulta media extraña.
pero en medio de la crisis no nos vamos a poner exquisitos, así que soportamos estoicamente esas melodías complejas de una banda con 8 locos de distintos colores y formas.
pasamos por atrás del escenario, llegamos y juro por dios, que es mi momento más almost famous,nadie pregunta, sólo mostramos nuestras tarjetitas mágicas y ahí está, para nosotros, el mundo del rockstar:
extraño: todos están cansados, la gente de los staffs reventados, eso sí, comidita rica había, pero nos comportamos, nos medimos y no sacamos nada, ni agua.
ann dice que los chicos están tirados, que su humor es variable, que están replegados en su camarín. que es la sensibilidad del artista, etc, etc. nada, que no se preocupe, la entendemos y pienso ya que diablos, si yo fuera una diva del rock, ni cagando salgo a saludar a unos pendejos con cara de "aaharhhh (fíjese con baba colgando ah?), que poco y nada cachan mi pega.
pero sale el bajista que es un sol, y nos reímos y nos abraza y agradece, y creo, creo por un segundo, que son como uno nomás poh. él feliz porque hace 2 años ya habían tocado acá y le gustaba aquí y pregunta por el show y se ríe y yo creo , nuevamente, que es un sol.
volvemos a la realidad, pero este corto no ha terminado, nos queda, nos queda ver a quienes -en verdad -vine a ver, y suben, y tocan de los mil demonios y traen visuales bellas y se ven tan sencillos, y están tan cerca, que casi, casi se podían tocar.
y estoy reventada, y ellos quieren a obama y parece que todos lo quisieran y todos aplauden, nosotras nos abrazamos, se me caen algunos mocos, porque crestas! fueron el grupo del que me compré mi primer casette, con mi primera pega.
y todavía lo tengo como joya, como hueso santo.
y ahí están, viejos y cercanos.
apenas me queda voz he gritado como desquiciada, me muero.
me muero feliz mientras tocan the one i love.
ya no puedo ni quiero pedir más.
amén.