miércoles, julio 17, 2013

mitad de año

Todo se puede reducir a un "antes" y un "después", pero por ajeno o ridículo que se aprecie, manejamos con ese índice caso todos los momentos. Pasa que es así un poco no?. No sabría diferenciar sin hacer análisis,resúmenes o esos listados con números que tanto deleitan. Podría contar mil maravillas que componen una vida tan maravillosa como la mía: que la Ema sopló su primera vela, que Flor Bobina está semi de alta, que conocí una de las ciudades más alucinantes de los por allases países del norte y que me ultra enamoré de sus calles,luces y vida, que tengo una Monster High(ya, sí ñoña, puede juzgarme y reirse), que ando con el pecho inflado: a ratos llenos a ratos vacío, que encontré una versión en vivo de At the river en vivo y que moqueo como las lesas. Y así tantas cosas alucinantes no?, porque igual se hace el resumen de medio semestre y el primero fue de un terror crónico: una noticia extraña detrás de otra, un vacío, un silencio, una tristeza, una risa y de nuevo un vacío, un silencio, una tristeza... Me emborraché como hace 10 años no lo hacía: dí un jugo de antología y desperté acostada con ropa al otro día. He dado alegría y hago reír con esta cara tan simpática no?. Un extremo. Un blanco. Un negro. Cuesta la calma, pero clamo por ella con ganas. Cuesta la tranquilidad y me intranquilizo si no la tengo. Caprichosa ella. A palos aprendiendo. Una como una, solo sabe jugar de eso. Y tan mezquinamente optimista soy que confirmo en que todo es ciclo. un "antes" y un "después". siempre. nunca.....

miércoles, febrero 27, 2013

el año de la serpiente

80: Llega con fuegos artificiales y suflitos, prometiendo la dicha y la felicidad, sin rituales, sólo con las ganas de limpiar el karma. 81: El fin del anterior llegó raro, llegó encima, apurado, corriendo, no dando mucho tiempo de reacción para nuevas cosas ni para pasar la comodidad, la tibieza, la inamovilidad de lo establecido. Lo correcto. 82: Un día dije "no tomo más copete" y lo hice. Otro día, de otros años antes dije: "no como más carne" y lo hice. Este año, sumé otra cosa más a los nunca más: ahí vamos haciendo. 83: 3 piquetes en la panza y dicen que casi me morí, porque estoy flaquita, que solo como pasto y que la anemia, y ble. todo eso, los últimos días de enero en una clínica. 84: 20 días obligatorios de licencia para pensar. Pensé mucho. Oiga pero mucho. 85: La Flor se queja: "tus ollas no tienen tapa", "tu tele se ve mal", "compra un hornito eléctrico". 86: Pero ya después se sienta, saca su tejido y lanza un : "pucha que me gusta tu depto". 87: Como hija de réptil, ando cambiando la piel, tantear que no aplicar filtro y la frontacionalidad se confunde con polémica, con patudez, con carerajismo o descaro. y el veneno es certero. 88: Ponerle arcoiris, cariñositos y mil petálos de rosas al discurso es inútil. Si llegamos donde mismo, para qué? ah? 89: Tuve muchas pieles durante los últimos años: con matices, texturas,formas brillantes unas y opacas otras. Jugué mil juegos y perdí un millón más. Finalmente boté hasta la última escama que me quedaba y quedé así, en pelotas. 90: Los primeros días de este año, traen noticias y silencios, me dedico a sacarme las costras y ver la nueva piel, porque mutarla sépalo de una vez, duele...y no poco.